jueves, septiembre 14, 2006

Corruptos del Mundo ¡Uníos!

Por Federico A. Martínez

Ya en septiembre 22 del 1985, como parte del “Plaza Agreement” entre los países del G5 (Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Japón) Estados Unidos declaraba entre sus propósitos “…maximizar el rol de los mercados y la participación del sector privado en la economía; reducir el tamaño y rol del sector gobierno; y mantener (políticas) de mercado abierto”. En los 90 los Estados Unidos comenzaron a promover el “Consenso de Washington”, este proyecto pretendía primordialmente sacar de manos de los estados de los países subdesarrollados el manejo de empresas de infraestructura (electricidad, agua, basura, teléfono, etc.), plagadas todas ellas por la ineficiencia y corrupción que introduce la política partidaria. Con esta movida se abría un mercado importante para las empresas del G5 de estos sectores. Las baby Bell, GTE, France Telecom, Enron, EDS, Electricité de France, Steag de Alemania, promotores privados y muchas empresas de los sectores de infraestructura de los países grandes comenzaron a perseguir el negocio eléctrico y telefónico en Latinoamérica, África y el Sudeste Asiático buscando adquirir las empresas hasta ese momento estatales.

La sorpresa que se llevaron los americanos y sus socios del G-5 fue que los españoles en Latinoamérica, los italianos y rusos en África y Medio Oriente y los chinos y coreanos en el Sudeste Asiático les “comieron los cacaitos”. En Irak (antes de la invasión de Bush en búsqueda de Armas de Destrucción Masiva) los contratos de exploración de petróleo pertenecían en un 56% a Francia, 34% a compañías de Rusia, 6% a Inglaterra y un 4% a los españoles e italianos, los Estados Unidos se quedaron con cero. Por supuesto, después de liberar a Irak, todos esos contratos fueron anulados (menos los ingleses y españoles), quizás eso explica la oposición del Primer Ministro francés, Jacques Chirac a la invasión de la coalición USA-UK.

En Latinoamérica Endesa, Fenosa y Telefónica de España le llevaron la generación y distribución eléctrica y los teléfonos. Las empresas grandes de los países del G5 tienen una seria limitación en cuanto a prácticas de corrupción y competir con los “nuevos conquistadores” de España se les hizo muy difícil.

La estrategia de combatir la corrupción en los países del tercer mundo como política de los países del G5 comenzó a manifestarse el 21 de noviembre del 1997 cuando los países del Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo (OECD en inglés) asumieron la “Convención para el Combate del Soborno de Oficiales Públicos Extranjeros en Transacciones de Negocios Internacionales”. En los años siguientes Naciones Unidas, el Banco Mundial y prácticamente todas las entidades multilaterales han asumido de una forma u otra la política anticorrupción. Sin embargo, la mayoría de este movimiento sólo produjo declaraciones de buena fe, sin resultados específicos.

En marzo 31 del 2006 Paul Wolfowitz fue elegido Presidente del Banco Mundial; Wolfowitz no es un profesor de economía aclamado ni un gran teórico del tema, viene de ser Subsecretario de Defensa de los EEUU, después de haber servido más de 30 años como empleado público y diplomático en el Sudeste Asiático. En su mandato este ha tomado la corrupción como tema principal, y esta vez, las cosas han pasado del dicho al hecho.

El 1ro de agosto de este año el Banco Mundial anunció que su Directorio Ejecutivo aprobó un “Programa de Revelación Voluntaria de Información”. Este Programa es un instrumento de investigación que, mediante la cooperación voluntaria de las empresas y personas participantes, permite descubrir los planes y métodos utilizados para cometer actos corruptos y fraudulentos en proyectos financiados por el BM. El Programa, incentiva a las empresas que han participado en prácticas corruptas y fraudulentas a evitar sanciones administrativas, que incluye la prohibición de participar en proyectos realizados con fondos del BM en ninguna parte del mundo, a condición de que revelen las actividades ilícitas anteriores y prometan “portarse bien” en el futuro.

A los 30 días de comenzar el Programa Pascale Dubois, la gerente del mismo, ya anunciaba que “un número saludable de compañías han admitido el pago de sobornos en forma de dinero en efectivo, viajes de lujo, yipetas, y hasta colegiatura para hijos de funcionarios de gobiernos de países en desarrollo”. Los planes del BM incluyen compartir con los gobiernos de los países afectados el nombre de los corruptos y la evidencia recogida.

Es una gran alegría que por una vez coincidan los intereses de los grandes países con los del pueblo de a pié de los países pobres. En estudios realizados por Transparencia Internacional (TI) en naciones similares a la nuestra, la corrupción cuesta a alrededor del 9% de su Producto Interno Bruto. Si algo similar pasa en nuestro país, eso es $79,600 millones de pesos; más del doble de lo que el gobierno central desembolsó en el 2005 para Educación, Salud, Obras Públicas, Agricultura y Deportes TODOS JUNTOS. Esos $79 mil millones son equivalentes a la mitad del déficit cuasi-fiscal y a una tercera parte de la deuda externa del país.

Si usted es corrupto, cuídese, las grandes empresas internacionales que le compraron yipeta, le pagaron viajes y le dieron dinero están limpiándose. La lista de empresas que el BM ha puesto en “lista negra” por soborno está en el sitio de Internet www.worldbank.org; ya son más de 300, de más de 30 países; si la que hizo negocios con usted no está en esa lista, puede estar hablando ahora con la Sra. Dubois para evitar caer en ella. Peor aún, el dinero que consiguió por vía de la corrupción es un “gancho” por partida doble. Si usted recibió dinero por soborno, ese dinero proviene de un “delito previo”, de manera que si lo usó para comprar estaciones de gasolina o se lo “lavaron” en uno de los bancos quebrados lo pueden acusar de “Lavado de Activos”, confiscarle el dinero y va a ir preso aunque se busque los abogados de…, ese mismo.

Si usted no lo es, y tiene que trabajar para vivir y pagar el colegio de sus hijos, el Banco Mundial tiene la dirección de correo electrónico investigations_hotline@worldbank.org donde se puede reportar actos de corrupción en proyectos financiados con sus fondos. Si usted no se anima a dar su nombre, puede llamar por cobrar, 24 horas al día al 704-556-7046 en cualquier idioma. Por esta vez, podemos ponernos al lado de los grandes a ver si nos quitamos algunas de las lacras que perpetúan nuestra pobreza.

Publicado en el Periodico Hoy del 14 de Septiembre del 2006

1 comentario:

Ley de Costas dijo...

Corrupción en España

Manifestación en la isla de Arosa.


Se ha convocado para el día 21 de febrero, a las 5 de la tarde , una concentración que agrupa a diversas organizaciones de afectados.


Afectados por Ley de Costas, irregularidades urbanísticas y otras injusticias que afectan a cientos de miles de ciudadanos, estarán representados en la isla de Arousa con el propósito de denunciar las arbitrariedades a las que son sometidos.


A todos aquellos que quieran verse representados, quieran darnos su apoyo vía e-mail o dar traslado de la iniciativa a otros perjudicados pueden enviar un correo en la siguiente página web.

http://www.orfeu.es/costas/villa_Psoe_manifestacion.php